Lo que todo propietario debe saber antes de alquilar su primera unidad

Buscar y encontrar al inquilino adecuado es un gran paso para cualquier propietario primerizo. Entonces, antes de firmar con su primer inquilino, aquí hay algunas cosas que definitivamente necesita saber.

Buscar y encontrar al inquilino adecuado es una tarea abrumadora para cualquier propietario primerizo. Sin embargo, una vez que haya firmado el contrato de arrendamiento, el trabajo solo habrá comenzado. Saber lo que se espera de usted y su inquilino es fundamental para una relación exitosa. Todo propietario debe saber cómo gestionar la relación con un inquilino antes de firmar el contrato de alquiler; y saber qué derechos tienen usted y su inquilino es importante en ese proceso.

Conoce tus derechos

Si bien las leyes estatales varían, entre los derechos que tiene como arrendador se encuentran el pago oportuno de la renta junto con un uso y cuidado razonable de su propiedad. El inquilino tiene el deber de no molestar a los vecinos y otros inquilinos con ruido excesivo u otras actividades. También tiene derecho a determinar cuánto tiempo permanece el inquilino en su propiedad. Dependiendo de la ley estatal, puede decidir desalojar a la persona si no paga el alquiler. Estos son sólo algunos de los derechos básicos.

Relacionada:Arrendamientos residenciales: cree un contrato de arrendamiento de alquiler personalizado en línea

Además, el dueño de una propiedad puede agregar otras especificaciones en el contrato de arrendamiento y hacer que el inquilino firme. Por ejemplo, una propiedad en una comunidad de condominios o un complejo para personas de la tercera edad puede tener requisitos adicionales que deben cumplir tanto el propietario como el inquilino.

Conozca sus derechos

El inquilino tiene un conjunto separado de derechos que crean ciertas obligaciones para usted. Usted es responsable de las reparaciones y de mantener la propiedad en condiciones habitables. El arrendador también debe asegurarse de que su propiedad cumpla con los códigos de vivienda de su área y cualquier norma municipal adicional. Un arrendador primerizo necesitaría investigar las leyes locales y estatales antes de alquilar. Un ejemplo de una ley municipal muy específica proviene de San Francisco, donde el propietario debe proporcionar calefacción capaz de mantener una temperatura ambiente de al menos 68 grados. No adherirse a este código podría resultar en una multa de la ciudad y una posible acción legal por parte del inquilino.

Los requisitos para los depósitos de seguridad también varían de un área a otra. La mayoría requiere que los recopile y los mantenga en una cuenta que devenga intereses. Después de restar las deducciones por reparaciones, debe devolver el saldo al inquilino. Cada uno de estos es un ejemplo de cómo investigar un poco o llamar a la autoridad local de vivienda podría ahorrar dinero, tiempo y estrés.

Elija la relación correcta

Algunos propietarios ven a su inquilino como un posible amigo y socio. La relación puede ser de colaboración con mucho margen de maniobra en ambos lados. Algunos propietarios permiten que el inquilino elija colores de pintura, accesorios y otras opciones de decoración, mientras que otros incorporan bonos de renovación en sus contratos de arrendamiento. Algunos inquilinos permiten la entrada del propietario sin anuncios formales.

Otros prefieren una relación comercial o basada en reglas. El contrato de arrendamiento contiene las reglas y expectativas. Se pueden poner otros detalles en el contrato de arrendamiento con respecto a los límites para cuándo el propietario puede ingresar y hacer reparaciones. Lo mismo ocurre con el pago del alquiler, los recargos por mora y los límites de uso y decoración.

Otra opción más es no intervenir al principio. Algunos propietarios nuevos no se sienten cómodos manejando los asuntos cotidianos de los inquilinos por su cuenta. En su lugar, contratan a una empresa administradora para cobrar los alquileres y hacer las reparaciones hasta que adquieran más conocimientos sobre el negocio de alquilar una propiedad. Decidir qué tipo de relación desea antes de arrendar puede ser extremadamente útil para encontrar al inquilino adecuado. También puede ayudar a prevenir malentendidos en el futuro.

Si está pensando en comprar una propiedad de alquiler, puede leer más sobre cómo establecer una LLC o una corporación y crear un contrato de arrendamiento .