Saltar al contenido

Cómo demandar a una iglesia

Las iglesias a menudo se consideran infalibles. Esta no es siempre la verdad, ya que las iglesias cometen errores y equivocaciones. A veces estos errores son maliciosos y las medidas punitivas son el único medio de recompensa. No es una tarea fácil, pero demandar a una iglesia no es imposible.

Encuentre un abogado dispuesto a tomar el caso. Los abogados quieren casos que puedan ganar. Demandar a una iglesia no suele ser un caso ganable. Tenga en cuenta que a veces un abogado que está dispuesto a tomar un caso arriesgado puede no estar en la cima de su profesión. No quiero ser demasiado pesimista, pero estas son las realidades del sistema legal a veces.

Establecer un reclamo legítimo. Las demandas frívolas no son consideradas amablemente en los tribunales. Un reclamante necesita establecer la causalidad y mostrar daños emocionales, físicos o monetarios legalmente pertinentes.

Determinar en qué demanda legal se basa la demanda. Al demandar a alguien, una persona debe decidir exactamente qué ley violó la iglesia. Algunas de las posibilidades incluyen pero no se limitan a fraude, extorsión, angustia emocional, acción de clase y abuso sexual. Cada reclamación tiene su propio mérito, pero el reclamante debe determinar caso por caso qué estatuto legal debe invocar.

Examinar los casos anteriores que tuvieron éxito. Mirar qué estrategias han tenido éxito antes ayudará a un reclamante a entender las posibilidades de ganar su demanda actual. Sin embargo, no todas las victorias pasadas son indicativas de resultados futuros; en cada caso legal hay muchos factores que determinan la victoria. Por ejemplo, un caso puede depender de la simpatía de los jueces, de los casos recién resueltos y de las inclinaciones legislativas del jurado. Entender los caprichos del sistema de justicia es imperativo en la presentación de cualquier demanda.